viernes, 20 de junio de 2008

Este es un post sorpresa. Es un post sorpresa para mi otra mitad finúsquida. Desde que era pequeña siempre había querido hacer un cómic. Yo lo intentaba - hay un montón de carpetas llenas de garabatos en mi cuarto que lo demuestran - pero la verdad es que todos eran una M.

Esta noche la hemos pasado en pie, haciendo un dibujito tras otro; y entre dibujito y dibujito, unas risas y pan con philadelphia. Si miráis las horas de los últimos 18 posts, veréis que no miento. Y ahora mi otra mitad finúsquida estará intentando dormir, mientras yo me he ido a mi casa, hecha un cromo. Las lentillas ya no daban más de sí, así que llevo mis gafapastas que nunca llevo - porque me quedan fatal - y el pelo chorretoso a juego con la ropa de ayer. Y me he visto en el espejo del ascensor, y he dicho: '¡coñ*! ¡si soy yo con 15 años! ¡Si soy yo en la foto de mi DNI!.

Y he tenido ganas de ser Marty McFly, y decirle a mi yo de hace 10 años: '¡Tú tranquila! ¡Ahora todo es horrible y doloroso, pero te prometo que las cosas cambiarán!'. (Lo que no le diré es que las cosas siguen siendo horribles y dolorosas y que es uno el que se hace fuerte; no le quitaré la ilusión a mi yo pre-adolescente de vivir esa epifanía él solito.)

Total... ella ya me entiende. Gracias finús por tener algo que a mucha gente le falta. Y sí, tenías razón: debía haberme pedido el capuccino descafeinado.

1 comentario:

Irene dijo...

No tengo palabras para despertarme con un post así... :_)

Solo acierto a decir que desde que somos parte de este algo o una mitad de la otra (son siamesas! como dicen algunos...) me siento un poco menos perdida en este 'Mad World' en el que estamos. Como dijimos una vez, ¿qué estábamos haciendo estos tres años? No seguiré porque me pondré ñoña, que sabes que a mí me resulta fácil.

Gracias a ti.